Articles in Category: Testimonios

El como llegue a Hombre Nuevo

Cómo toda persona que ha pasado problemas busca siempre de Dios, mi conversión empezó a partir de los problemas que habían en mi matrimonio, dos personas muy diferentes, con un carácter explosivo los dos, yo creyéndome  siempre una persona  autosuficiente, que no necesitaba de nadie y al menor problema no me importaba decirle  que se fuera de la casa, que nos divorciáramos. Era el error más grande que estaba cometiendo. 

Cuando empecé a conocer a Jesús y sus enseñanzas comprendí que estaba equivocada. En primer lugar me puse a pensar que siempre le había pedido a Dios que me enviara a un hombre bueno, cariñoso, de buen corazón, ya que como madre soltera necesitaba a alguien  que nos respetara y quisiera.  Y me dije Dios no se equivoca este es el hombre que Él escogió para mí lo que tengo que hacer es cambiar. 

Por supuesto que fueron muchos años de lucha, nos separamos y volvimos a juntarnos, seguían los problemas, resulté embarazada y sentía que no había bendición en nuestro hogar porque no estábamos casados por la iglesia, nos casamos por la iglesia.  Nació nuestro bebé con problemas y nos unimos  como familia en oración. 

Si me hubieran explicado esto antes

Mi deseo profundo y natural como hombre en cuanto a conocer la verdad se fue frustrando, porque la base de nuestra cultura fue imponiendo mi desconfianza en la incapacidad de todos a conocer la verdad.  Y esto lo he ido captando por pura deducción inconsciente y sin que hubiera necesidad de que me lo dijeran de forma explícita, escuchando a muchos con sus problemas de baja autoestima, de depresión, de desvalorización profunda, de maltrato o abuso, que se dieron en su ambiente afectivo, llegando incluso a niveles obsesivos,  teniendo su causa y fundamento en la falta educativa respecto al valor del ser humano, a su dignidad, a su destino... a la Verdad que casi nadie se atreve a decir de frente y con claridad; por el miedo a quedar mal delante de los demás, el miedo a perder la imagen y el aprecio de los otros.

Con tristeza veía al mundo caer en una  degradación monstruosa: desvalorizándose lo humano ante los animal: protegiendo la vida de las ballenas, los osos panda, pero no la de los bebés no nacidos... proclamando la muerte para el desvalido... enorgulleciéndose de las conductas anti-naturales y perversas... lo peor de todo: negando al hombre el conocimiento de Dios y su Justicia y la capacidad de conocer la verdad y de obrar el bien.